Inicio  /  Artículos Regionales  /  Micronutrientes con un rol...
Compartir
01/03/2017
Micronutrientes con un rol importante en el manejo de la diabetes



Autor: Por. IBT. Ireri A. Carbajal. I+D Granotec México


Diabetes


La diabetes es una enfermedad catalogada como epidemia debido a su alto número de incidencia en la población y veloz crecimiento de este. Estimaciones de la Organización Mundial de la Salud indican que, a nivel mundial, de 1995 a la fecha casi se ha triplicado el número de personas que viven con diabetes, con cifra actual estimada mundialmente en más de 347 millones de personas; siendo México el sexto país con mayor número de diabéticos.


De esta enfermedad crónica, se conocen múltiples causas, pocos síntomas tempranos y graves complicaciones de salud tales como enfermedades cardiacas, infartos, hipertensión arterial, ceguera, falla renal, amputación de extremidades y muerte prematura, lo que hace de ésta un enorme desafío para la sociedad y los sistemas de salud.


Las estrategias de prevención implementadas a escala poblacional en países con elevado riesgo que logren modificar estilos de vida (dieta, actividad física y tabaquismo) pueden ser altamente costo efectivas al reducir la aparición de diabetes y retrasar la progresión de la misma.


Actualmente han surgido numerosos métodos de prevención y/o mantenimiento de enfermedades por medio únicamente de la nutrición complementaria y los micronutrientes han sido investigados como agentes con alto potencial de prevención para la diabetes 1 y 2 y sus complicaciones comunes 4, que se detallarán a continuación:


Micronutrientes


Consisten en vitaminas y minerales que el cuerpo humano requiere en pequeñas cantidades para funciones específicas. Generalmente funcionan como coenzimas y cofactores esenciales para la mayoría de reacciones metabólicas necesarias para mantener la producción de energía y la vida. 


 


Vitaminas y minerales selectos en el manejo de diabetes.


Cromo


Es requerido para el mantenimiento del metabolismo normal de la glucosa. El cromo potencia la acción de la insulina, incrementando el número de receptores a insulina en células y el enlace de éstos a la insulina 1. Este micronutriente ha demostrado estabilizar el metabolismo de lípidos en personas diabéticas, así como el control glucémico.2


Las personas diagnosticadas como diabéticos presentan un metabolismo de cromo alterado y requieren de mayores cantidades de este mineral debido a su mala asimilación 1. A través de los estudios realizados, se ha visto que las formas en que se dosifica y presenta el cromo es muy importante para evaluar su función encontrando la forma más funcional como picolinato de cromo. 


Nicotinamida


Llamada también Vitamina B3 es encontrada en dos formas: ácido nicotínico y nicotinamida, forma complejos en el cuerpo humano para funcionar como coenzima esencial para la función de cientos de enzimas involucradas en el metabolismo normal de carbohidratos, lípidos y proteínas 6. El ácido nicotínico es usado normalmente en tratamientos para algunos síndromes como la dislipidemia (alteraciones en el metabolismo de los lípidos),4 pero su uso es limitado en personas con diabetes pues tiene un efecto negativo en el control glucémico. En cambio, la nicotinamida ha sido estudiada por su potencial benéfico en la prevención  y tratamiento de la diabetes.


La nicotinamida actúa protegiendo las células pancreáticas productoras de insulina y así como un antioxidante débil de radicales libres. Esta vitamina ha demostrado tener mejores resultados en pacientes con diabetes recién diagnosticada o con desarrollo de diabetes después de la pubertad.8 Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, la vitamina B3 también contribuye al funcionamiento normal del metabolismo productor de energía altamente relacionado con la ingesta de glucosa y aprovechamiento de ésta.


Magnesio


El mineral magnesio funciona como un cofactor esencial para más de 300 enzimas del cuerpo humano, algunas esenciales para procesos como la glicólisis.


La deficiencia de magnesio es una de las más comunes en pacientes con diabetes 9,10,11 y ha sido relacionada con hipertensión, resistencia a la insulina, intolerancia a la glucosa, dislipidemia, enfermedades cardiovasculares y en general con las complicaciones más comunes de la diabetes. Actualmente se sugiere que una alimentación rica en magnesio podría reducir el riesgo de diabetes tipo 2.


Vitamina E


El daño en el cuerpo por radicales libres juega un rol en muchas enfermedades como las cardiovasculares y el cáncer, así como el envejecimiento celular4, por lo que se ha propuesto como tratamiento y prevención el uso de antioxidantes. La vitamina E, tiene una excelente función como antioxidante en el cuerpo humano, además ha sido relacionados bajos niveles de vitamina E con un aumento de incidencia en diabetes. Se cree que las personas diagnosticadas con diabetes pueden tener mayor requerimiento de antioxidantes debido al aumento de producción de radicales libres por hiperglicemia. 12 A demás la vitamina E ha demostrado tener propiedades anticoagulantes que pudieran ayudar a evitar riesgos en complicaciones de diabetes, así como se ha logrado reducir los niveles de hemoglobina glucosilada, es decir, glucosa en sangre, aplicando vitamina E en pacientes con deficiencias de esta. 


PIRIDOXINA, COBALAMINA Y ACIDO FÓLICO


Las tres son vitaminas del complejo B involucradas en el metabolismo de la homocisteína. Son importantes porque cuando el metabolismo de la homocisteína se ve desequilibrado se desarrolla la hiperhomocisteinemia, una enfermedad positivamente relacionada con enfermedades cardiacas y coronarias, cerebrovasculares y de periferia vascular 14. 


Esta enfermedad es un factor de riesgo independiente de otros factores de riesgo para mortalidad en pacientes con diabetes tipo 213. Por cada incremento de 5 micromoles por litro en plasma de homocisteína aumenta la mortalidad en un 17% para personas no diabéticas y un 60% para personas diabéticas. Se ha observado que niveles adecuados de las vitaminas piridoxina, cobalamina y folato son necesarios para mantener equilibrado el metabolismo de la homocisteína, esto nos demuestra la gran importancia de mantener estas vitaminas en niveles adecuados para personas diagnosticadas con diabetes. 


Conclusión


Si bien no se cuenta con suficiente evidencia como para establecer un tratamiento único para la diabetes con micronutrientes, todos los descritos en este artículo juegan un importante rol en el mantenimiento de las actividades biológicas normales del ser humano, en especial aquellas relacionadas con metabolismo de carbohidratos. Por lo que, si se mantiene una nutrición adecuadas en especial de estos micronutrientes, se logra prevenir muchas complicaciones comunes de la diabetes, logrando así que sea una enfermedad con menor riesgo y más controlable.


Bibliografía


1. Alvarado-Gámez A, y col. (2002). El cromo como elemento esencial en los humanos. Revista Costarricense de Ciencias Médicas, 23(1-2): 55-68.


2. Armendariz-Anguiano A L, Bacardí-Gascón M, Jimánez-Cruz A. (2007). Evidencias del efecto del cromo en personas con diabetes: revisión sistemática. Rev Biomed 18:117-126 


3. De Francisco A L M Y Rodríguez M (2013). Magnesio y enfermedad renal crónica. Nefrología (Madr.). 33:389-399 


4. O`Connell BS y col (2001).  Selected Vitamins and Minerals in the Managment of Diabetes. Diabetes Spectrum 14 (3): 133-148 


5. Suksomboon N y col. (2011). Effects of vitamin E supplementation on glycaemic control in type 2 diabetes: systematic review of rendomized controlled trials. Journal of Clinical Pharmacy and Therapeutics 36: 53-63 


6. Consultado el día 05/01/17. Disponible en línea http://www.nutri-facts.org/en_US/nutrients/vitamins/b3.html 


7. Greenbaum CJ, Kahn SE, Palmer JP (1996). Nicotinamides effects on glucose metabolism in subjects at risk for IDDM. Diabetes 45:1631–1634


8. Pozzolli P, Browne PD, Kolb H (1996). The Nicotinamide Trialists: Meta-analysis of nicotinamide treatment in patients with recent-onset IDDM. Diabetes Care 19:1357–1363


9. Knip M, Douek IF, Moore WPT, Gillmor HA, McLean AEM, Bingley PJ, Gale EAM (2000). Safety of high-dose nicotinamide: a review. Diabetologia 43:1337–1345


10. De Valk H (1998). Magnesium in diabetes mellitus. J Med 54:139–146


11. American Diabetes Association (1992). Magnesium supplementation in the treatment of diabetes (Consensus statement). Diabetes Care 15:1065–1067


12. Sharma A, Kharb S, Chugh SN, Kakkar R, Singh GP (2000). Evaluation of oxidative stress before and after control of glycemia and after vitamin E supplementation in diabetic patients. Metabolism 49:160–162


13. Hoogeveen EK y col. (2000). CDA: Hyperhomocysteinemia increases risk of death, especially in type 2 diabetes: 5 year follow-up of the Hoorn study. Circulation 101:1506–1511


14. Welch GN, Loscalizo J (1998). Homocysteine and atherothrombosis. New Engl J Med 338:1042–1050

Déjenos su comentario

Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.
COMPLETE
COMPLETE
Gracias. Su comentario aparecerá a la brevedad.
Últimos comentarios
Kerwin Del Aguila
2017-04-05
Buenas tardes, estoy interesado en adquirir unos productos, para usas como insumos en mi proyecto de tesis, agradeciera mucho una respuesta, saludos.